Enoturismo en Peñafiel también en Semana Santa.

LA GASTRONOMÍA Y EL VINO MARCAN RECORDS DE VISITANTES EN VALLADOLID DURANTE LA SEMANA SANTA

fachada.Protos

 

La Semana Santa ha dejado muy buenos datos de visitantes en la provincia de Valladolid, tanto es así que la ocupación de los alojamientos rurales ha alcanzado el 94 por ciento. Se mantiene el alto número de reservas pero esta vez, además, las estancias se han prolongado el doble. De los dos días de media de otros años, en esta ocasión los turistas que se han acercado a la provincia vallisoletana han permanecido hasta 4 días alojados en los establecimientos de turismo rural, e, incluso, aquellos que han desembarcado de comunidades autónomas donde el lunes fue festivo han permanecido alojados hasta 5 días.

Este año se ha notado un incremento de turistas aterrizados de más lejos, como de Levante y de Andalucía, que han querido conocer un Semana Santa distinta a la que conocen en sus lugares de origen. Pero también, y de manera especial, uno de los imanes principales del turismo vallisoletano es su gastronomía, y dentro de la gastronomía, el mundo del vino. El enoturismo vuelve a consolidarse como uno de los puntales turísticos de la provincia, y, Peñafiel –cuna de la Ribera del Duero-, en una de sus capitales, lugar obligado de paso de todo aquel amante de la cultura vitivinícola. Así lo han demostrado las cifras de visitantes que han recorrido las instalaciones de Bodegas Protos, 1.600 durante el puente –completando el cien por cien todos los pases-, y, asimismo, el Museo Provincial del Vino –ubicado en el castillo de Peñafiel- rompiendo el techo de los 4.000 enoturistas de Jueves Santo al Domingo de Resurrección. Ambas propuestas son referentes en la provincia y en la región si de vino hablamos.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *