LAS BODEGAS TRADICIONALES BAJO EL CASTILLO DE PEÑAFIEL

Excavadas a pico y pala por nuestros abuelos, bisabuelos, tatarabuelos…, estas construcciones recobran la importancia que tienen como elemento patrimonial popular.

bodegasubterranea

Horadadas en pequeños cerros o cotarros, principalmente, no hay pueblo en la Ribera del Duero que no tenga las suyas, bodegas en las que antes se conservaba el vino en grandes cubas de madera, pues estos lugares tienen unas magníficas condiciones de temperatura y humedad, y, a coste cero.

bodega_subterreanea


También, había quien guardaba allí ciertos alimentos por lo mismo, por la perdurabilidad que estas construcciones subterráneas garantizaban.

bodega_subterreanea_motivo

Sin que hayan dejado de usarse, sí que es verdad que la despoblación rural ha provocado que muchas de estas bodegas típicas, de uso privado y comunal, presenten un avanzado estado de abandono. No es el caso de la mayoría de Peñafiel, así como de otros muchas poblaciones ribereñas, donde su utilización no ha cesado, todo lo contrario, cotizan al alza, pues son sitios de encuentro, pues además de conservar el vino, en muchas de estas bodegas sus propietarios han construido merenderos, y, en otras, las de varios dueños, con el buen tiempo sus puertas se llenan de vecinos que acuden a cenar con amigos e invitados al aire libre.En la imagen de abajo nuestros viajeros de Oxford disfrutaron de un experiencia inolvidable, cuando se alojaron con nosotros hace 2 años.

IMG_20140902_212058

Son enclaves ideales para sociabilizar, donde se comparte vino y buenas viandas. En la calle peñafielense de San Juan, se suceden este tipo de bodegas que se adentran en la falda del castillo de la villa ribereña. 

bodegas_tradicionales

Ahora también estas construcciones subterráneas se han convertido en un gran atractivo enoturístico, llevándose a cabo en distintos municipios de la Ribera del Duero interesantes y grandes proyectos para recuperar y restaurar estas bodegas, las de toda la vida, para disfrute del viajero y para mostrar cómo se hacía antes el vino, como se custodiaba, y, también, para compartir un buen jarro del preciado fermento de la uva.

jarro.vino

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *