Las escasas lluvias caidas adelantan la vendimia en Ribera del Duero

 

envero

Los fenómenos adversos a los que se ha enfrentado este año la viña, como las heladas tardías de primavera que afectaron de manera distinta e irregular a las diferentes denominaciones de origen de Castilla y León, y también, el granizo de las tormentas de junio que de forma más puntual tocó alguna parcela, ya adelantaba que la cosecha en la región puntera vitivinícola en el país iba a ser menor a la del año anterior, cuando se alcanzaron records como en la Ribera del Duero.

 viñedos_niebla

Otro factor que va a influir en la recolección de los racimos va a ser la pertinaz falta de lluvias, la escasez que de estas ha habido a lo largo de todo el ciclo. Esto, además de obligar a aplicar todo su saber y ciencia  a los viticultores en el cuidado de los majuelos, de seguir esta situación provocará un adelanto de unas dos semanas en la vendimia de este 2017 en distintas zonas vitivinícolas de Castilla y León.

vendimia_lluvia

En estos momentos, las uvas enveran –van tomando el color que les caracteriza al final del ciclo-, pero no lo están haciendo de forma homogénea, incluso dentro de las mismas parcelas, por lo que la vendimia se aventura todo un reto para los viticultores y bodegueros.

envero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *