Las fiestas de Peñafiel completan las plazas hoteleras en sus fiesta

Las fiestas patronales de Peñafiel, que se celebran a mediados de agosto, siguen siendo un importante referente como atractivo turístico. La edición de este año no hace más que apuntalar esta realidad después de conocer por fuentes municipales que, además de haber atraído a miles de personas, las plazas de alojamiento prácticamente se han completado.

 

CHÚNDARA (1)

Pero si en verano hay un atractivo que las pone a pleno rendimiento, ese foco de atracción son unas fiestas, como las de Peñafiel, que ofertan mucha tradición y muchas horas de eso: de fiesta. La principal tradición está en los festejos taurinos populares, debido al espacio en el que se celebran, la espectacular plaza del Coso, pero también a un icono de estos festejos, y para todos los públicos, como es el pasacalles el Chúndara; un recorrido de apenas 500 metros en el que con la música del pasodoble La Entrada una multitud discurre entre la Plaza de España y la del Coso bailando. De los tres chúndaras que se celebran, del 15 al 17 de agosto, el del día 15 ha sido de nuevo masivo, asistiendo incluso participantes que se trasladaron a Peñafiel en viajes organizados, excursiones que con el Chúndara como elemento principal ofrecían una interesante oferta de actividades para pasar esa jornada. Por establecer comparaciones, el Chúndara viene a ser a la localidad vallisoletana lo que `la Tomatina´ es a la población valenciana de Buñol, pero en este caso lo que se sirve es música y el agua que, para aplacar el calor, se despacha de manera generosa desde los balcones del recorrido.

CHÚNDARA (2)

Desde el Ayuntamiento también han destacado el buen desarrollo de estas fiestas que están abiertas a la participación de todo el mundo, subrayando cómo la fiesta que se desarrolla durante el día ha superado a la noche

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *