PESQUERA DE DUERO, EL PUEBLO DEL VINO

PESQUERA DE DUERO RÍO DUERO (19)

Una treintena de bodegas en su término municipal convierten a Pesquera de Duero en uno de los municipios con mayor número de bodegas, elaboradoras de renombre reconocidas internacionalmente, que, por llevar el nombre de la localidad en el etiquetado, ya cuentan con un sello de calidad.

Situada en la Ribera del Duero vallisoletana la población lleva la viticultura en su ADN, siendo el sector del vino su principal fuente de riqueza y empleo. Raro es el vecino que no está relacionado con él de alguna manera, ya sea en el campo, en bodega o desde otros ámbitos como el turístico.

La riqueza vinícola de Pesquera de Duero se ha conservado en el montículo de bodegas tradicionales que está a la entrada del casco urbano si se accede desde Peñafiel, donde  18 túneles se ramifican en ramales donde existen innumerables espacios donde los vecinos guardan el vino para su propio consumo. En la parte superior de estos túneles, donde está su entrada, en la mayoría de ellos se han construido en los últimos años merenderos comunales que son compartidos por los propietarios de los bodegones subterráneos.

No hay duda de que el gran embajador e impulsor del vino de este municipio tienen un nombre y apellido: Alejandro Fernández, veterano bodeguero que ha viajado por todo el mundo con su Tinto Pesquera bajo el brazo, llevando el nombre de su pueblo por todo el orbe.

Al igual que sucede con la bodega de Alejandro Fernández, las bodegas de Pesquera tienen un marcado carácter familiar, y a partir de ahí se han asentado otras llegadas de fuera atraídas por la importancia del pueblo en el sector, así hasta alcanzar la treintena.

 

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *